Monday, 22 January 2018

HAY AGUA


¿Hay agua?: el asombroso descubrimiento en el nuevo planeta "Súper Tierra"

El astrofísico Ryan Cloutier, de la Universidad de Toronto publicó un nuevo estudio



(EFE)
(EFE)
En la constelación Leo, a unos 111 años luz de distancia, dos "hermanas" de la Tierra orbitan alrededor de una estrella enana roja, más pequeña y fría que el Sol.
22 de enero, 2018
Una de las dos tendría las condiciones para tener agua en su superficie, elemento clave para albergar la vida.
El descubrimiento, publicado en la revista Astronomy and Astrophysics, fue hecho por el astrofísico Ryan Cloutier, de la Universidad de Toronto, y se basa en el análisis de los datos recogidos por el European Southern Observatory (ESO).
Descubierto en 2015, se sabía poco hasta ahora del planeta K2-18b, solo que orbitaba en el interior de la zona habitable de su estrella, o sea en una zona a una distancia tal de poder tener agua en estado líquido en su superficie.
El planeta tiene una masa mayor que la Tierra, podría tener una superficie rocosa y agua en estado líquido
De recientes análisis emergieron otros datos: el planeta tiene una masa mayor que la Tierra, y sobre sus característica los investigadores formularon dos hipótesis.
Según la primera, esta "Super Tierra" podría tener una superficie rocosa y agua en estado líquido, y de acuerdo a la segunda podría estar recubierta de un espeso estrato de hielo.
"Con los datos que tenemos a disposición, no podemos distinguir entre estas dos posibilidades", dijo Cloutier. Pero los investigadores mantienen esperanzas en las observaciones del James Webb Space Telescope (Jwst), cuyo lanzamiento está previsto en 2019. Con este telescopio, observó Cloutier, "podremos sondear la atmósfera del planeta y entender si puede tener agua en su superficie".
Con información de ANSA

Saturday, 20 January 2018

EL ENIGMA DE LAS LUNAS PERDIDAS

El enigma de las lunas perdidas

Mientras la mayoría de los expertos se desviven por descubrir nuevos planetas aptos para reproducir la vida terrestre, otros buscan resolver misterios paralelos. Este es uno de ellos.

(iStock)
(iStock)
Estamos acostumbrados a descubrir nuevos planetas. Cada anuncio de la NASA reaviva las esperanzas de que el hallazgo venga con la buena noticia de que podría ser habitables. Sin embargo, no se descubren lunas…
20 de enero, 2018 
Según un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell, en Nueva York, el universo podría estar inundado de objetos solitarios que nacieron como lunas pero que fueron violentamente expulsados de sus sistemas por sus convulsos anfitriones planetarios. La investigación acaba de aparecer en arXiv.org.
La Vía Láctea podría tener entre una y cien lunas errantes por cada estrella
José Manuel Nieves explica en su artículo del diario español  ABC que una de las razones por las que aún no hemos encontrado lunas es que son muy pequeñas en relación con los mundos que orbitan y se encuentran, además, a distancias que desafían los límites de detección de nuestros mejores instrumentos.

La superluna de este 1 de enero (Reuters)
La superluna de este 1 de enero (Reuters)
Pero la investigación, detalla el periodista especializado en ciencia, apunta a otra interesante posibilidad: no las vemos porque no están ahí, o por lo menos no en la cantidad esperada. Para llegar a esta sorprendente conclusión, los astrónomos Yu-Cian Hong, de la Universidad de Cornell, y Sean Raymond, del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia, llevaron a cabo una serie de simulaciones informáticas que tenían por objeto descubrir qué pudo haber sucedido con las lunas de un sistema planetario en plena formación.
Sabemos que los planetas suelen nacer en medio del caos inicial de un sistema estelar recién nacido, un ambiente violento y hostil en el que las colisiones entre los mundos en plena formación se suceden de forma habitual. En busca de una órbita estable, en efecto, los planetas se empujan y desplazan unos a otros. Y ese proceso puede resultar catastrófico para las incipientes lunas alrededor de esos mundos lejanos.
De hecho, el modelo puesto a punto por el equipo de Hong y Raymond muestra claramente que las "lunas primordiales" son expulsadas por sus planetas entre el 80 y el 90 por cien de los casos. Y que la mayoría de esas lunas acaba perdiéndose sin remedio en el vacío del espacio interestelar. Según Raymond, en la Vía Láctea podría haber entre una y cien lunas errantes por cada estrella que existe, lo que dispararía su número a varios cientos de miles de millones solo en nuestra galaxia.
infobae

Monday, 15 January 2018

TALLER ESPACIAL



El transportador de basura y carga de la NASA se convertirá en el nuevo taller espacial de la EEI


La ATK Cygnus aproximándose a la Estación Espacial Internacional en 2016 (Crédito: NASA)
La ATK Cygnus aproximándose a la Estación Espacial Internacional en 2016 (Crédito: NASA)
 15 de enero, 2018
Quizá no sea la nave espacial más bonita, su forma de barril tiene un objetivo más funcional que de forma. Al igual que un camión, transporta la carga a la Estación Espacial Internacional, que es descargada por astronautas que luego la llenan de basura, convirtiéndola en un enorme depósito de basura espacial. Cuando está lleno, vuelve a caer en la Tierra y es ignominiosamente incinerada en la atmósfera.
Pero Orbital ATK tiene grandes ambiciones para su nave espacial Cygnus y pronto demostrará lo que puede hacer. La compañía con sede en Dulles (Virginia) tiene previsto lanzar Cygnus a bordo de su cohete Antares desde la costa este de Virginia. En la misión, Cygnus llevará 3.500 kilos de alimentos, ropa y experimentos a la estación orbital, a unos 380 kilómetros sobre la Tierra.
Pero esta vez, la nave espacial será más que una carga y un transportista de basura; se convertiría en una habitación temporal en la Estación Espacial, dando a los astronautas 27 metros cúbicos adicionales para hacer su trabajo. En este vuelo, el Cygnus estará equipado para que pueda soportar experimentos científicos y otras investigaciones en el laboratorio orbital.

La Estación Espacial Internacional
La Estación Espacial Internacional
"Siempre hemos considerado ser parte de la Estación Espacial Internacional, y eso es así desde el punto de vista físico, pero ahora también lo haremos funcionalmente", señala Frank DeMauro, gerente general y vicepresidente de la división de Programas Avanzados de la compañía.
El paso es parte de un esfuerzo de Orbital ATK para convertir eventualmente a Cygnus en un hábitat que podría ayudar a la NASA a explorar el espacio profundo, incluida la región alrededor de la Luna conocida como "espacio cislunar". La compañía tiene un contrato con la NASA para continuar convirtiendo esa superficie en un hábitat para los astronautas que podría conectarse con la nave espacial Orion de la NASA, dándoles más espacio a los astronautas.

(Archivo)
(Archivo)
Cygnus no será el único módulo del sector privado conectado a la estación espacial. Durante meses, el BEAM de Bigelow Aerospace, un hábitat inflable, se ha colocado en la estación como parte de un programa de prueba para ver cómo funciona la tecnología. Bigelow también está desarrollando un hábitat que sería mucho más grande y podría servir como un puesto comercial avanzado en el espacio.
Además de transportar carga a la estación, Cygnus tendrá 14 pequeños satélites a bordo. Después de servir como espacio temporal, la nave espacial se despegará y volará a unos 50 kilómetros sobre la estación para desplegar los satélites. Entonces, lleno de basura, se sumergirá hacia la Tierra, ardiendo en la atmósfera.
infobae

Thursday, 11 January 2018

CONGESTIÓN DE DATOS EN EL ESPACIO

La congestión de datos que se produce en el espacio Mientras más sofisticados los aparatos que se mandan para estudiar el Sistema Solar, más información producen. El problema está en cómo recuperar dichos datos desde la Tierra.
 Por Franz BauerAcadémico del Instituto de Astrofísica de la U. Católica de Chile
11 de enero, 2018
Las misiones al espacio profundo generan mucho interés público y nunca faltan historias sobre el próximo lanzamiento.
 Sin embargo, casi nunca escuchamos cómo ellas reciben comandos desde la Tierra y transmiten de vuelta la información que recopilan.
En otras palabras, cuál es su plan de internet o celular con cobertura en el Sistema Solar. Los primeros satélites espías desarrollados en los 60s tomaban fotografías a altitudes de entre 75 y 100 km, y luego enviaban los rollos fotográficos de vuelta a la Tierra para ser rebelados. Estos rollos tenían una longitud de 5-10 km, mientras que las cámaras podían distinguir objetos de hasta 1,5 m de diámetro.
 En ese entonces, recuperar los rollos era toda una odisea. Las formas más espectaculares involucraban a aviones de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, los que capturaban los rollos en el aire. Pero también, y con mayor frecuencia, simplemente caían a la Tierra en paracaídas y se ofrecía una recompensa de 10 mil dólares por recuperarlos.
 Como la tecnología mejoró, las naves espaciales dejaron atrás esos rollos y fueron equipadas con antenas que envían y reciben información usando señales de radio.
Potentes telescopios en la Tierra recogen esa información.
 En el caso de las naves espaciales que operan fuera de la órbita de la Tierra usan algo llamado Red del Espacio Profundo (DSN, por sus siglas en inglés), un sistema que utiliza una serie de antenas grandes para recibir señales débiles de radio. Se necesitarían entre 150 y 300 horas de transmisión de estas antenas para recibir un terabyte de información (unas cien imágenes del Mars Reconnaissance Orbiter, por ejemplo) Franz Bauer Los radiotelescopios en tierra pueden tener dimensiones bastante grandes (ejemplo de ello son Arecibo o FAST) para recoger las señales más débiles.
 Además, cuando se enfrían (con el objetivo de reducir el ruido), una de estas puede llegar a detectar señales desde un transmisor de 10 W a unas 2 o 3 veces la distancia a Plutón, o aproximadamente las distancias actuales a las que están las sondas Voyagers lanzadas en 1977.
Ahora bien, cuando se trata de misiones más sofisticadas como las enviadas a Marte o Titán, la comunicación se logra a través de un satélite intermedio ("orbitador"), que luego retransmite la señal al DSN a la Tierra. Tanto poder es posible porque el DSN de la NASA, a modo de ejemplo, tiene tres ubicaciones estratégicas; California, en Estados Unidos, Madrid, en España, y Canberra, en Australia. Cada sitio está equipado con al menos tres antenas de 34 metros y una cuarta de 70.
 Para operarlas se necesitan cerca de 50 mil dólares al año, o entre mil y cinco mil dólares por hora. Si se considera una tasa de descarga promedio de unos pocos Mb/s, se necesitarían entre 150 y 300 horas de transmisión de estas antenas para recibir un terabyte de información (unas cien imágenes del Mars Reconnaissance Orbiter, por ejemplo), o el equivalente a la friolera de ¡1.700.000 dólares!
Como las misiones crecen y se vuelven más complejas y entregan imágenes de mayor resolución, inevitablemente se están generando tasas de datos más altas y nuestras redes de comunicaciones de espacio profundo deben ajustarse a ello. Para mantenerse los ambiciosos planes de exploración del Sistema Solar, el DSN requerirá crecer en 10 veces por década.
Para lograrlo, deberemos cambiar a las frecuencias ópticas para poder utilizar un láser que pueda transmitir tasas de datos más altas. Pruebas recientes realizadas por la ESA y la NASA han demostrado velocidades de descarga de hasta 622 Mb/s, varios órdenes de magnitud mayores al estándar actual. Todavía hay una serie de obstáculos a superar antes de que esta tecnología de comunicaciones se convierta en algo común, pero los resultados hasta el momento son bastante alentadores.
Fuente: Emol.com

Tuesday, 9 January 2018

CÓMO MEDIR EL MOVIMIENTO DE LOS ASTROS

 Determinar la velocidad del movimiento de los astros es fundamental para entender el universo.
 Por Leonardo VanziAcadémico del Centro de Astro-Ingeniería de la U. Católica de Chile
10 de enero, 2018

 En los partidos de tenis es relativamente común que el comentarista nos informe sobre la velocidad del servicio, el que puede llegar a ser tan rápido como un auto deportivo.
El récord del servicio más rápido lo tiene el australiano Samuel Groth con 263 km/h.
 ¿Cómo se mide la velocidad de la pelota de tenis? De la misma manera con la que carabineros miden la velocidad de un auto: ocupando una pistola de velocidad.
Esta es un dispositivo que envía una onda radio hacia el objeto cuya velocidad se desea conocer, recibe la onda que rebota en el objeto, y mide la diferencia de frecuencia entre la radiación enviada y la reflejada.
Por efecto doppler esta diferencia depende de la velocidad del objeto. Porque si un objeto se acerca, la radiación que emana, de cierta manera se "comprime" aumentando su frecuencia mientras que se "dilata" si se aleja.
Cuando el físico austriaco Christian Doppler estudiaba este fenómeno, en la primera mitad del siglo XIX, aún no existían los autos. Doppler estudiaba algo que en ese momento no tenía ninguna aplicación comercial o práctica, pero hoy tiene muchas aplicaciones permitiendo, entre otras cosas, medir con buena precisión la velocidad de objetos relativamente rápidos a distancias de unos cien metros.
 Nuestro logro más grande hasta el momento es el instrumento FIDEOS, instalado en el telescopio de 1 metro del Observatorio La Silla Leonardo Vanzi Ahora supongamos que la pelota de tenis es en realidad una estrella que se encuentra no a cien metros, sino a cien años luz de distancia. ¿Cómo podríamos medir su velocidad?
También en este caso podemos ocupar el efecto Doppler. La velocidad es una medición fundamental en astronomía. Gracias a ello, conocemos la estructura de la Vía Láctea, la distancia de las galaxias o la expansión del universo. Fue la medición de la velocidad de las estrellas en el vecindario solar lo que motivó la instalación en Santiago del observatorio Foster, por ejemplo, uno de los primeros observatorios astrofísicos del hemisferio sur.
En línea con esa tradición centenaria, algunos astro-ingenieros del Centro de Astro Ingeniería UC nos dedicamos a desarrollar y construir pistolas de velocidad para estrellas: espectrógrafos de alta resolución y estabilidad, capaces de medir velocidades con grandísima precisión. Nuestro logro más grande hasta el momento es el instrumento FIDEOS, instalado en el telescopio de 1 metro del Observatorio La Silla, el que es capaz de medir en la luz de una estrella desplazamientos Doppler menores a 10 metros por segundo, es decir variaciones de velocidad tan bajas como 30 km/h.
 Con esto tenemos la capacidad de detectar las leves oscilaciones en la posición de una estrella las que son producto de la presencia de planetas equivalentes a Júpiter. Esta es tecnología astronómica hecha en Chile, que va alcanzando los logros mundiales.
 El instrumento de mayor alcance en este ámbito se llama ESPRESSO y acaba de ser instalado en el Very Large Telescope (VLT) de la ESO, en el norte de Chile. Construido por un consorcio internacional, puede medir velocidades menores a 1 metro por segundo juntando la luz de los 4 telescopios de 8 metros y tiene el potencial de detectar planetas extra solares como la Tierra.
 Años atrás un chileno registró la Luna como su propiedad, ahora estamos entrando en una nueva época en la que Chile aporta al descubrimiento de nuevos mundos no sólo con creatividad y cielos despejados, sino que también con tecnología. El único limite: los recursos dedicados a la investigación y a la tecnología.
Fuente: Emol.com

Saturday, 6 January 2018

MUERE EL ASTRONAUTA JOHN YOUNG, EL NOVENO HOMBRE EL PISAR LA LUNA

DS4cMIAW0AASqSA

El astronauta John Young, el noveno hombre en pisar la superficie lunar y quien viajó seis veces al espacio dentro de los programas Gemini, Apolo y del Transbordador Espacial, ha fallecido a los 87 años, informó hoy la NASA.
Agencias, 7 de enero, 2018
EFE
Precisó que Young murió este viernes debido a “complicaciones de una neumonía”.
“La NASA y el mundo han perdido un pionero. La carrera del astronauta John Young abarcó tres generaciones de vuelos espaciales”, se lamentó Robert Lightfoot, director interino de la NASA.
Lightfoot recordó que Young tenía “una extraña habilidad para ir al corazón de un problema técnico al plantear la pregunta perfecta, seguido de su frase icónica, ‘Sólo pregunta …'”.
La NASA señaló que Young, nacido en San Francisco, fue dos veces a la Luna, caminó sobre su superficie y formó parte de la primera misión del Transbordador Espacial.
Astronautas estadounidenses lamentaron hoy la muerte de Young, entre ellos Scott Kelly, quien lo consideró “una verdadera leyenda”.
“Fuiste uno de mis héroes como astronauta y explorador, extrañaremos tu pasión por el espacio”, manifestó por su parte el exastronauta Terry W. Virts.
Young -ingeniero aeroespacial, aviador y exoficial naval, que se retiró de la NASA en 2004- estuvo a cargo de la misión Apolo 16 a la Luna en 1972 y nueve años más tarde inauguró el programa del Transbordador Espacial.
Lightfoot manifestó que la carrera de Young incluyó el sueño del piloto de prueba de dos “primeros vuelos” en una nueva nave espacial, con el Gus Grissom, en Gemini 3, y como comandante del STS-1, la primera misión del transbordador espacial, que algunos han llamado el vuelo de prueba más audaz en historia.
Durante su larga carrera de astronauta, de más de 42 años, realizó seis vuelos espaciales y se consolidó como el único en haber pilotado y haber sido comandante de cuatro clases de naves.

LAS DIEZ HISTORIAS ESPACIALES MÁS IMPORTANTES DE 2017

Nos hace maravillarnos de lo que hay en el universo
6 de enero, 2018
Ondas gravitacionales nunca antes identificadas, futuros mundos habitables, eclipses y otros sucesos astronómicos marcaron los más importantes hechos científicos espaciales del año que concluyó.
Aquí el top ten de las historias más importantes en este campo.
1. Choque de estrellas de neutrones
El 17 de agosto fue un gran día para la astronomía; el tipo de día que se presentará en los libros de historia y se hablará de él como el comienzo de una nueva era. Ese día, los astrónomos realizaron la primera observación de un evento cósmico utilizando ondas de luz y gravitacionales.
 
 
Esto se llama astronomía de múltiples mensajes, y se ha comparado con una persona que adquiere un nuevo sentido de percepción. Los investigadores siempre han podido ver el universo con luz, ahora pueden "oír" el universo con ondas gravitatorias. Cuando se combinan, el poder de estos dos métodos es mayor que la suma de sus partes. De hecho, la revista Science nombró al descubrimiento su Avance del año 2017.
La colisión fue detectada por el Observatorio de Ondas Gravitacionales del Interferómetro Láser (LIGO), así como por el detector de ondas gravitacionales Virgo y por "más de 70 observatorios terrestres y espaciales".
Los observatorios de ondas gravitacionales pudieron confirmar que el evento de colisión de dos estrellas de neutrones; los observatorios de la base liviana pudieron entonces obtener información más específica sobre esos dos objetos, incluida la confirmación de que las fusiones de estrellas de neutrones son responsables de producir gran parte del suministro de elementos pesados ​​del universo, como el oro.
Imagen de la NASA de las ondas gravitacionales detectadas
Imagen de la NASA de las ondas gravitacionales detectadas
La detección, por lo tanto, confirmó que todos estamos hechos de estrellas (de neutrones). El descubrimiento es la primera demostración de lo que los astrónomos podrán lograr con la astronomía de múltiples mensajes.
2. Los 7 planetas del tamaño de la Tierra alrededor de TRAPPIST-1
 
 
A principios de enero, los científicos anunciaron el descubrimiento de no una, ni dos, ni seis … sino siete planetas del tamaño de la Tierra que orbitan alrededor de la estrella TRAPPIST-1. La NASA mostró algunas imágenes dibujadas de cómo se verían los planetas, y se imaginó cómo sería permanecer en la superficie de esos planetas. Hubo incluso una discusión sobre cómo la vida, si surgió en solo uno de los planetas, podría haber sido transportada a algunos de los otros mundos a través de asteroides.
Desde enero, los científicos han encontrado razones para dudar de si estos planetas alguna vez podrían albergar vida, y le recordaron al público que requerirá instrumentos mucho más avanzados para incluso comenzar a buscar signos de habitabilidad. Pero el descubrimiento no se trataba tanto de encontrar vida en otro lugar del universo, sino de recordarnos el gran potencial que el universo tiene para ofrecer.
La vida en los planetas de Trappist-1, estima la NASA, puede ser exótica.
La vida en los planetas de Trappist-1, estima la NASA, puede ser exótica.
Este fue un descubrimiento estimulante para científicos y no científicos por igual, y un sólido recordatorio de por qué la humanidad debería continuar invirtiendo en telescopios cada vez más avanzados. El sistema TRAPPIST-1 es como algo de las páginas de una novela de ciencia ficción, y nos recordó los mundos inimaginables que aún tenemos que descubrir.
3. El gran eclipse solar total estadounidense
 
El 21 de agosto, por primera vez en casi 100 años, un eclipse solar total cruzó los EEUU. de costa a costa. A lo largo de un estrecho sendero que se extiende desde Oregón hasta Carolina del Sur, la gente vio como la luna bloqueaba el disco de sol, transformando la noche en día y revelando capas ocultas de la atmósfera del sol, por sólo unos breves instantes.
Las ciudades grandes y pequeñas recibieron una avalancha de visitantes que se adentraron en el camino de la totalidad (el área desde la cual el eclipse total era visible), que tenía solo 70 millas de ancho. La gente se apresuraba a buscar anteojos especiales y rezaban por cielos despejados. Y muchas, muchas personas vieron el evento en línea desde otros países.
El eclipse solar revolucionó EEUU y al mundo (Reuters)
El eclipse solar revolucionó EEUU y al mundo (Reuters)
Mientras que un eclipse total tiene lugar en algún lugar de la Tierra cada 18 meses, no suelen ser visibles desde lugares fáciles de alcanzar o áreas muy pobladas. El siguiente eclipse solar total para cruzar parte de los EE. UU. será en 2024.
4. El océano de Encelado
En abril, científicos de la NASA anunciaron la detección de una posible fuente de energía para la vida en el océano de agua líquida en la luna helada de Saturno, Encelado. Las muestras del océano subsuperficial fueron obtenidas por la nave espacial Cassini, que realizó múltiples observaciones orbitales.
Encelado, la luna de Saturno donde fluye el agua (Reuters)
Encelado, la luna de Saturno donde fluye el agua (Reuters)
Alguna vez se pensó que era una sólida masa de hielo que orbitaba alrededor del planeta anillado, Encelado ahora se considera uno de los entornos más habitables del sistema solar (además de la Tierra). Bajo la superficie sólida y helada de la luna se encuentra un océano de agua líquida global, y en el piso de ese mar subterráneo, los respiraderos de agua caliente podrían soportar ecosistemas como los que se encuentran en el fondo del océano en la Tierra.
El nuevo estudio identificó la presencia de hidrógeno molecular (dos moléculas de hidrógeno unidas), que puede servir como fuente de energía para la vida. El hidrógeno molecular podría formarse a través de reacciones químicas entre el agua caliente y la roca, generando un verdadero suministro de alimentos para una vida potencial.
5. "Grand Finale" de Cassini en Saturno
La nave espacial Cassini es una de las grandes historias de éxito de la NASA. Durante su mandato de 13 años en Saturno, la sonda proporcionó una visión de cerca de los anillos del planeta, sus cimas de nubes turbulentas y muchas de sus características invisibles, como su campo magnético. Cassini también reveló una sorprendente cantidad de complejidad en las lunas de Saturno. La sonda encontró océanos de metano líquido en Titán, columnas de agua que salían de una bola de hielo y extrañas rayas rojas.
Recreación de la sonda Cassini viajando por la órbita de Saturno (NASA)
Recreación de la sonda Cassini viajando por la órbita de Saturno (NASA)
La NASA finalmente se vio obligada a finalizar la misión Cassini en septiembre porque la sonda se estaba quedando sin combustible. El sello final de un legado ya grandioso fue una serie dramática de bucles que la llevaron entre el planeta y los anillos más internos, seguido de una inmersión en la atmósfera de Saturno que finalmente causó que la sonda se estrellase. Ninguna nave espacial había volado alguna vez directamente a la atmósfera de Saturno, y Cassini pudo enviar algunos datos in situ. Los investigadores aún están investigando los datos recopilados durante su último año en Saturno.
6. Las ondas gravitacionales y agujeros negros
Han pasado dos años desde que los científicos realizaron la primera detección directa de ondas gravitacionales (ondas en la tela cósmica predichas por primera vez por Albert Einstein) y el campo está en pleno auge. El Observatorio de Ondas de Gravitación del Interferómetro Láser, que hizo ese descubrimiento inicial en 2015, anunció la detección de ondas gravitacionales de una fusión de estrella de neutrones, que también fueron detectadas por más de 70 telescopios y observatorios de luz. Este fue un momento tan significativo para la astronomía, que lo hemos elegido como la segunda historia de nuestra lista.
LIGO es el primer instrumento de precisión en comprobar la existencia de ondas gravitacionales
LIGO es el primer instrumento de precisión en comprobar la existencia de ondas gravitacionales
Quizás el mayor indicador de la importancia de este campo fue el anuncio de que tres científicos que fueron pioneros en el diseño y la construcción de LIGO recibieron el Premio Nobel de Física.
LIGO también encontró otras tres fusiones de agujeros negros, lo que hace que cinco fusiones confirmadas de agujeros negros sean detectadas por LIGO. Los detalles de esas detecciones son interesantes por derecho propio, pero los científicos están entusiasmados de que estén en camino de tener una gran población de binarios de agujeros negros para estudiar. Con una gran población de agujeros negros, los científicos pueden comenzar a comprender qué características comparten estos objetos y qué características son únicas. A partir de ahí, pueden comenzar a comprender cómo se forman estos objetos y cómo encajan en la historia más amplia del universo.
7. Primer objeto interestelar detectado en nuestro sistema solar
Los investigadores pueden haber realizado la primera detección de un objeto en el sistema solar de la Tierra que se originó en algún lugar fuera del sistema. La roca espacial, llamada 'Oumuamua', fue detectada por primera vez en octubre por científicos que usaban el telescopio Pan-STARRS 1 en Hawai.
El asteroide interestelar detectado por la NASA
El asteroide interestelar detectado por la NASA
Hay muchas formas en que una roca espacial podría arrojarse fuera del sistema solar. Los científicos suponen que las rocas espaciales de muy lejos pueden de vez en cuando vagar hacia el sol de la Tierra, pero es difícil identificar esas rocas como visitantes extraterrestres.
En este caso, los investigadores modelaron el camino que el objeto tomará en función de su trayectoria actual, y descubrieron que se dirige fuera del sistema solar (lo que significa que no nació en una órbita alrededor del sol). Muchas rocas espaciales son expulsadas del sistema solar por la gravedad de otros objetos (generalmente más grandes), pero 'Oumuamua no parece haber sufrido tales interacciones. Se están llevando a cabo observaciones adicionales para tratar de confirmar esta conclusión preliminar.
8. Ingredientes para la vida en el planeta enano Ceres
Ceres es el objeto más grande en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, y está doblemente categorizado como un planeta enano y un asteroide. A primera vista, su superficie crátera y estéril ciertamente no parece un lugar donde se formaría la vida. Pero cuanto más aprenden los científicos sobre Ceres, más habitable se ve.
Ubicación de Ceres en el Sistema Solar
Ubicación de Ceres en el Sistema Solar
En febrero, los investigadores anunciaron que habían detectado moléculas orgánicas en la superficie de Ceres. Las moléculas orgánicas son necesarias para la formación de la vida tal como la conocemos, aunque no indican la presencia de la vida. Ese descubrimiento es particularmente significativo cuando se combina con el hecho de que Ceres puede tener un océano de agua líquida debajo de su superficie. La presencia de agua líquida y moléculas orgánicas presenta la posibilidad de que la vida primitiva surgiera allí.
9. Atmósfera en un planeta de tamaño casi terrestre
Por primera vez, los investigadores han observado la atmósfera del planeta distante que es apenas un poco más grande que la Tierra. El planeta, llamado GJ 1132b, parece tener una atmósfera muy caliente y muy espesa, lo que confirma las sospechas anteriores de que este mundo tiene más en común con Venus que con la Tierra.
El planeta, llamado GJ 1132b, parece tener una atmósfera muy caliente y muy espesa
El planeta, llamado GJ 1132b, parece tener una atmósfera muy caliente y muy espesa
La observación directa de la atmósfera de este planeta es significativa porque hasta ahora, los astrónomos han podido estudiar directamente las atmósferas solo alrededor de planetas gigantes gaseosos como Júpiter. En al menos un caso, los investigadores observaron directamente la atmósfera de un planeta ocho veces la masa de la Tierra. GJ 1132b, por otro lado, tiene un radio de aproximadamente 1,4 veces el de la Tierra, y una masa 1,6 veces mayor que la de la Tierra.
Las atmósferas de planetas alienígenas pueden contener evidencia de vida, por lo que los científicos están trabajando arduamente para comprender qué buscar en esas atmósferas y cómo buscarlas. Estudiar las atmósferas de exoplanetas del tamaño de la Tierra sigue siendo un desafío significativo para los telescopios existentes, pero los instrumentos futuros se están diseñando para apuntar a esos estudios.
10. La evidencia del flujo de agua en Marte podría estarse secando
En 2015, los investigadores anunciaron que habían encontrado evidencia de agua líquida en la superficie de Marte. La NASA más tarde apoyó la afirmación de que las rayas oscuras en las laderas marcianas (llamadas líneas de pendiente recurrentes, o RSL) podrían ser causadas por agua líquida mezclada con altos niveles de sal. La sal evitaría que el agua se congele o se convierta instantáneamente en un gas en la delgada atmósfera marciana.
La superficie de Marte dispara muchas preguntas a los científicos
La superficie de Marte dispara muchas preguntas a los científicos
Pero desde entonces han surgido explicaciones alternativas para esas vetas oscuras, y en noviembre, un estudio se sumó a esa creciente pila. El nuevo trabajo sugirió que las rayas oscuras podrían ser riachuelos de arena, que corren por los lados de las dunas. Este es un fenómeno común en lo que se llama materiales granulares, como la arena.
La NASA publicó un comunicado de prensa sobre el nuevo documento, lo que implica que las conclusiones fueron sólidas. Pero la historia concluyó con los autores de la nueva investigación señalando que una decisión definitiva sobre la naturaleza de las franjas oscuras probablemente requeriría el estudio directo de una muestra de los RSL, algo que parece poco probable que suceda pronto.
infobae