Sunday, 25 January 2015

MISIONES DE LA NASA A LOS PLANETAS CERES Y PLUTÓN


Sonda New Horizons. NASA. Foto: Wikimedia Group.
Sonda New Horizons. NASA. Foto: Wikimedia Group.

25 enero 2015
En este 2015, dos misiones robóticas de la NASA llegarán a dos viejos (des)conocidos de nuestro Sistema Solar: Ceres y Plutón. Estos dos cuerpos se caracterizan por tener historias algo similares: su descubrimiento revolucionó la astronomía de sus épocas y por otro lado, perder su estatus de planeta permitió a los astrónomos del mundo poder tener una definición más clara de qué objetos pueden ser un planeta. Claro, tanto en 1800 como en 2006, no todos estaban de acuerdo en estas decisiones; sin embargo, esto es muestra de cómo el conocimiento cambia constantemente.
Las misiones Dawn y New Horizons serán las encargadas de dar las primeras imágenes claras de los planetas enanos Ceres y Plutón, además de que  permitirá conocer más de su composición química y estructura.
Desde luego, el objetivo principal de cada una de las misiones, además del estudio focalizado de cada objeto estelar, es el de ayudarnos a entender la creación del Sistema Solar y de alguna forma tratar de entender nuestro lugar en el universo.

1 Ceres

Descubierto en el año 1801 por el astrónomo (y sacerdote Teatino) Giusepe Piazzi, 1 Ceres fue considerado por 50 años un planeta hecho y derecho. De hecho, en ese entonces, se reconocían 12 planetas en los cuales se incluían además de a Ceres, a los (hoy) asteroides 4 Vesta, 3 Juno y a 2 Pallas. Cuando Piazzi descubre al planeta enano, está seguro que es algo especial completamente distinto a los demás planetas que se habían descubierto.
Sin embargo, Ceres vio la noche junto con los otros 3 supuestos planetas cuando más de 15 objetos de varios tamaños fueron descubiertos entre las órbitas de Marte y Júpiter. El cinturón de asteroides, o cinturón principal, tiene más de 100 mil objetos.
Será en marzo de este año que la misión Dawn entre en órbita del planeta enano. Esta misión ya ha tenido su primera parada en el cinturón principal, donde se encontró con 4 Vesta y tomó imágenes detalladas, además de estudiar su composición.
La sonda Dawn, construida por Orbital Sciences Inc., es parte del programa Discovery y fue seleccionada en 1996 como una misión prioritaria para NASA. Curiosamente, la misión fue cancelada en tres ocasiones distintas y fue hasta que la empresa Orbital, quienes recién comenzaban en el negocio de la construcción de satélites científicos, decidió dejar a un lado sus beneficios económicos que NASA dio el visto bueno para su despegue en 2006.
Ceres parece ser una roca muy interesante para estudiarse. Su composición ha sido en parte determinada por observaciones del telescopio espacial Hubble, el cual arroja que el planeta enano cuenta con una superficie cubierta de polvo pero un interior rocoso con una capa externa de hielo. Si fuera posible confirmarlo, se pudiera pensar en una misión con un equipo robótico que muestre más de este planeta enano que reina el cinturón de asteroides.

134340 Plutón

Para muchos Plutón es un caso muy especial pues crecieron con la idea de que Plutón era un planeta y que es irracional que un grupo de científicos se reúna y decida quitar de la lista VIP a una de las rocas que giran alrededor del Sol. Plutón, el segundo objeto transneptuniano más grande, será visitado por la sonda New Horizons. Será en julio de este año que la sonda tenga su primer flyby del planeta enano y comience a mandar telemetría científica de regreso a la Tierra.
El planeta enano fue descubierto por un asistente de laboratorio del Observatorio Lowell, en Arizona. El asistente de 24 años, Clyde William Tombaugh en febrero de 1930 fue el encargado de tomar una serie de placas con el telescopio del observatorio y tardó más de un año de observaciones para encontrar al que llamaban el Planeta X.
Fue apenas dos meses después, que por una sugerencia de una pequeña de 11 años, la inglesa Venetia Burney, que se eligió el nombre del enano congelado.
La sonda New Horizons fue desarrollada en conjunto entre dos laboratorios sin fines de lucro: el Southwest Research Institute, con sede en San Antonio; y el Applied Physics Laboratory de la universidad John Hopkings, como parte del programa New Frontiers de NASA. Para honrar a Tombaugh y a Burney la sonda tiene un par de sorpresas: una onza de las cenizas de su descubridor se encuentran abordo, y un instrumento que mide la cantidad de polvo existente en el espacio que se está usando durante todo el trayecto de la sonda.
Aunque Ceres y Plutón ya no sean considerados planetas por la Unión Astronómica Internacional, estos dos cuerpos siguen siendo de sumo interés para nuestros científicos. El conocer más sobre los cuerpos de nuestro Sistema Solar nos ayuda a entender cómo ha evolucionado nuestro vecindario galáctico y posiblemente proyectar su futuro.
(Con información de Fayer Wayer)

Sunday, 11 January 2015

¿'VIDA EN MARTE?

Curiosity fotografía señales potenciales de vida pasada en Marte

Las imagenes recuerdan mucho a los fósiles dejados por las primeras colonias microbianas terrestres


Lecho rocoso del lago marciano seco Gillespie. (Crédito imagen: NASA).Lecho rocoso del lago marciano seco Gillespie. (Crédito imagen: NASA).
En la Tierra, si le pides a un científico que te muestre los primeros signos de vida, lo más probable es que te hable de las así llamadas "MISS" (acrónimo inglés para "estructuras sedimentarias inducidas por actividad microbiana"), ya que se han encontrado esta clase de tapetes microbianos fosilizados que datan de casi 3.500 millones de años. Ahora, el trabajo de una geobióloga estadounidense llamada Nora Nofke, sugiere que en Marte también podrían existir MISS, y que de hecho el rover Curiosity podría ya haber enviado imágenes que confirmarían que en el pasado Marte albergó vida. [Relacionado: Un gemelo del Curiosity buscará vida en Marte]
Comparativa entre las grietas encontradas en suelo marciano (arriba) y otros terrestres estudiados por Nora Nofke en Tunez (abajo). (Crédito NASA/Nora Nofke. Imagen publicada en Astrobiology).Comparativa entre las grietas encontradas en suelo marciano (arriba) y otros terrestres … Como su propio nombre indica, los MISS terrestres se formaron hace miles de millones de años por la interacción de los microbios con el medio sedimentario en el que vivían, ubicado siempre en aguas poco profundas. Puesto que ha quedado probado que Marte era cálido y que tuvo agua líquida superficial en el pasado, el planeta rojo podría haber experimentado exactamente el mismo proceso biológico. Al menos eso se desprende del trabajo - espléndidamente ilustrado - que Nora Nofke acaba de publicar en la revista Astrobiology.
Esta geobióloga, que trabaja para la Universidad de Virginia, es ciertamente una experta en los MISS y de hecho en 2008, en colaboración con Robert Hazen, encontró en Australia las que tal vez sean las evidencias de vida terrestre más antiguas. De aquel hallazgo os dimos debida cuenta en una entrada de 2013 titulada: Encuentran los fósiles más antiguos hasta la fecha.
[Podría interesarte: ¿Agua líquida en Marte ahora? La sal podría tener la respuesta]
Pues bien, nuestra protagonista cree haber adivinado en las imágenes tomadas por Curiosity en una especie de lago seco marciano (llamado Gillespie) las texturas biológicas típicas creadas por la producción de alfombras de cianobacterias. Nofke cree que estas alfombras, cubrieron en su tiempo la arenisca marciana protegiéndola de la erosión, y tras mineralizarse atraparon para siempre su forma original, tal y como sucedió en la Tierra.
Estructuras redondeadas en Marte comparadas con otras similares provocadas por la erosió de los tapetes microbianos …Obviamente su trabajo no prueba nada, ya que habría que estudiar muestras de esas formaciones marcianas aquí en la Tierra para confirmar su origen biológico. La propia Nofke explica en Fox news que puesto que solo tiene fotografías, su trabajo es especulativo y que con esos mimbres se ha limitado a hacer "lo mejor que ha podido".
Sea como sea, si unimos este trabajo a la expectación creada hace unas semanas por la detección de picos altos de metano en la atmósfera marciana, lo cierto es que el planeta rojo no para de darnos noticias astrobiológicas esperanzadoras.
Espero y deseo que todo esto contribuya a que - como anunció mi compañero Javier Peláez - la NASA se ponga las pilas y nos vayamos a Marte. La confirmación de que la vida se dio al menos dos veces en el sistema solar, bien merece el esfuerzo del viaje.