Friday, 5 October 2018

UNA SONDA ESPACIAL PARA TOCAR EL SOL

Una sonda espacial para tocar el Sol
A menudo pensamos en el Sol como un disco inmutable de luz, pero de hecho es una estrella dinámica y magnéticamente activa. Y, a pesar de todo lo que hemos aprendido, muchos aspectos de esta actividad siguen siendo misteriosos. Por ejemplo, observamos que la atmósfera sobre la superficie del Sol está entrelazada con campos magnéticos y ellos lanzan un vientode partículas magnetizadas hacia el espacio.
Este viento impregna todo nuestro sistema solar e influye en todos los mundos que lo componen. Sin embargo, aún no está claro cómo o dónde, con qué mecanismo, el Sol acelera este viento a velocidades supersónicas.
 Para resolver este misterio, la NASA lanzó el pasado 12 de agosto la Sonda Solar Parker, que costó 1.500 millones de dólares, nombrada así por el reconocido físico solar Eugene Parker.
Usando varias asistencias gravitacionales de Venus, especie de empujones de la gravedad de ese planeta, la sonda Parker se ubicará en una órbita elíptica alrededor del Sol. A corta distancia, nuestra estrella puede causar efectos extremos debido a sus cargas electrostáticas. Entre otros, estos pueden traducirse en daños en los materiales y la electrónica,y la interrupción de las comunicaciones debido a la radiación.
Para limitar estos efectos, la órbita en la que estárá la sonda será altamente elíptica, lo que le permitirá estar solo tiempos cortos cerca del Sol. Durante la misión de siete años, la sonda realizará 24 acercamientos al Sol.
El primero de ellos será el 5 de noviembre de 2018. Pasará cerca de 6,2 millones de kilómetros (~ 9x el radio nominal del Sol) y a 200 km/s, velocidad que lo convertirá en el objeto más rápido hecho por el hombre (casi tres veces más rápido que el poseedor del récord, el Helios-B.
Cuando se acerque más a su objetivo, Parker ingresará a la atmósfera exterior del Sol, una región conocida como la corona, donde creemos que surge el viento. La sonda realizará tanto mediciones remotas como in situ para entender cómo sucede esto.
De esta manera, se espera que proporcione información sobre la estructura y dinámica del plasma coronal; del campo magnético del Sol; el flujo de energía que calienta la corona solar y lanza el viento solar; y el mecanismo exacto que provoca que las partículas energéticas se aceleren.
A diferencia del legendario Ícaro, la sonda Parker estará equipada con un escudo solar para proteger sus instrumentos del calor extremo y la radiación solar.
El escudo principal está hecho de fibra de carbono reforzada, similar a la utilizada en los conos de los cohetes, diseñada para soportar temperaturas de aproximadamente 1.370 °C y proteger los instrumentos internos sensibles.
La influencia de la actividad solar en la Tierra, así como en otros mundos, se conoce colectivamente como clima espacial. En nuestro planeta, el viento produce auroras cerca de los polos y puede distorsionar las señales de las comunicaciones de radio. En otros lugares, el viento puede potencialmente despojar a planetas y lunas de sus atmósferas, y podría, incluso, disminuir la velocidad de rotación del mismo Sol.
 Un mejor conocimiento del viento solar en el Sol ayudará a comprender cómo y por qué se comporta de determinada manera, lo que puede mejorar la predicción de las erupciones solares extremas y las acciones para mitigar los daños de mejor manera.
Además, ayudará a comprender los vientos de otras estrellas y, en particular, cómo dichos vientos podrían influir en el potencial de vida, y su supervivencia, en otros sistemas solares en toda nuestra galaxia.

Franz Bauer: Doctor en Astronomía de la Universidad de Virginia (EE.UU.). Fue investigador postdoctoral en la Universidad del Estado Pennsylvania (EE.UU), Universidad de Cambridge (Inglaterra) y Universidad de Columbia en Nueva York (EE.UU). Profesor asociado del Instituto de Astrofísica de la Pontificia Universidad Católica de Chile, miembro del Centro de Astro-Ingeniería UC e investigador del Instituto Milenio de Astrofísica y del Centro de Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA).

No comments:

Post a Comment